El pasado sábado 22 de abril, Dyneke colaboró con FamilyGins, una empresa de coctelería que tenía un reto: elaborar el gin-tonic más grande del mundo.

Se trataba de conseguir una mezcla perfecta de gin-tonic en un barril de 1.000 litros. Parte de la recaudación conseguida con las ventas iba destinada a la asociación Dispiera, que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. 

FamilyGins logró su objetivo y durante todo el día vendió parte de los 1.000 litros de gin-tonic que preparó. Dicha cantidad es un nuevo record en la producción de gin-tonics.

Dyneke cedió a Family Gins parte del vestuario profesional del personal de la coctelería. Además, participó en la difusión del evento sorteando en sus redes sociales un delantal tejano como los que usan en FamilyGins y que podéis ver en los artículos relacionados.