Xavier Llongueras, gerente de Dyneke, nos habla del inicio, la trayectoria y el prometedor futuro de Dyneke en el ámbito nacional e internacional y explica por qué sus productos son una buena opción para quienes quieran lucir un vestuario profesional elegante y de calidad. 

¿Cómo explicarías qué es Dyneke? 
Es una empresa familiar de segunda generación, que empezó fabricando batas de casa. Con los años todo evolucionó muy rápido y hemos conseguido aplicar el concepto de moda al de ropa laboral, por eso decimos que fabricamos ropa laboral de moda. Nos adaptamos continuamente a las últimas tendencias y las aplicamos al vestuario que fabricamos. 

¿Ha sido difícil unir estos dos conceptos?
Vestimos un tipo de cliente que con su imagen dice mucho de su negocio y que por lo tanto tiene que cuidarla. Nuestro producto tiene mucha calidad y un buen diseño. Por eso buscamos el profesional que se viste con elegancia y desea que al mismo tiempo sus prendas sean cómodas. Todo aquel profesional que está de cara al público y quiere diferenciarse con su imagen es un potencial cliente de Dyneke. 

¿Qué acogida tienen vuestros productos en el sector escolar? 
Venimos de la herencia de la primera generación de la empresa, cuando se fabricaban más de 250 uniformes de escuelas distintos. Esto ha ido cambiando con el tema de la liberalización de los uniformes en las escuelas y hemos encontrado un nicho de mercado que consiste en diseñar y producir batas divertidas tanto para los niños como para las profesoras. 

La evolución, pues, ha sido muy notable. 
Sí. Nos encontramos que hay una parte del sector escolar que no quiere la típica bata de rayas, sino que quiere batas divertidas, con dibujos, ilustraciones… Toda la generación que sube – la generación digital – quiere más diversificación en los productos y prefiere prendas originales a las monótonas batas antiguas. 

Una parte de esta generación digital que comentabas os sigue a través de vuestras redes sociales.
Sí. Tenemos un departamento de comunicación encargado de interactuar con nuestros seguidores en las redes sociales y que nos aporta mucha información sobre el feedback que generan nuestros productos. 

¿A parte del sector escolar, en qué otros sectores estáis especializados?
En estos momentos hay dos sectores dentro del mundo laboral que tienen mucha tirada, que son el de hostelería y el de la sanidad privada. España tiene un sector gastronómico muy fuerte. Y en el colectivo de la sanidad privada también empieza a llegar el vestuario profesional original y divertido. Por este motivo, nos encaminamos hacia estos sectores y queremos conseguir lo que hemos conseguido con el sector escolar. En definitiva, Dyneke es una buena posibilidad para quien quiera tener un vestuario profesional elegante y de calidad. 

¿Cómo afrontáis el futuro? 
En estos momentos estamos afrontando el futuro con mucha ilusión. Llevamos un par de años con un cierto optimismo que se empieza a notar. Hay una demanda que nos aporta ilusión para empezar a trabajar con empuje en nuevos sectores.