Dyneke ha empezado el año renovando sus instalaciones e implantando nuevos sistemas de trabajo. Estas mejoras se enmarcan en el proceso de renovación de la compañía. Hablamos con Joan Barnés, director ejecutivo de Dyneke sobre los planes de la empresa a corto y largo plazo. 

¿Cuáles son los objetivos de implantar los nuevos sistemas de trabajo en Dyneke?
El objetivo principal es fomentar el trabajo en equipo. Queremos que los trabajadores de Dyneke empiecen a formar vínculos entre ellos de manera que - a pesar de estar en departamentos distintos - trabajen de manera conjunta y todo el mundo esté implicado en el mismo objetivo. Hasta el momento, Dyneke utilizaba una forma de trabajo unidireccional. Ahora se trata de que la empresa sea completamente abierta, con una mentalidad y con una filosofía que refleje el lema “Dyneke somos todos”. 

Esto se concreta creando nuevas dinámicas de trabajo. 
Sí, es necesario crear nuevas dinámicas de trabajo y reeducar las formas utilizadas desde hace años. Para ello emplearemos todos los medios técnicos y humanos que tenemos a nuestro alcance. Además potenciaremos nuestros perfiles en las redes sociales, nuestra presencia en los medios de comunicación, etc. de manera que al final todo sea un bloque completo, un engranaje perfecto. 

¿Cuáles son las principales renovaciones que llevaréis a cabo dentro de la empresa? 
A nivel de instalaciones, lo que ahora estamos trabajando es ampliar las oficinas técnicas ya que se incorporan nuevas personas y necesitamos un espacio físico adecuado al tipo de trabajo que queremos hacer. Esto significa que trabajaremos todos en un espacio completamente diáfano, abierto y sin barreras arquitectónicas de por medio. 

Pero la renovación no afecta solo a las instalaciones. 
Exacto. Además de haber restaurado fachadas y reformado instalaciones, se están implantando nuevos sistemas de prevención de riesgos laborales. También estamos haciendo formación continuada a todos nuestros trabajadores. A todo ello hay que sumar la creación de tres nuevos departamentos: comunicación, exportaciones y I+D.

Las características de un buen equipo de trabajo son claves para el funcionamiento de cualquier departamento. 
Sí. Sobre todo la motivación, que afecta no solo a los objetivos de la empresa sino también al día a día de los trabajadores.

¿Por qué el comienzo de 2017 era el momento más adecuado para hacer esta renovación de la empresa? 
Porque Dyneke tiene un potencial muy grande, ha salido adelante a pesar de la crisis y acumula una trayectoria de 60 años. Ahora era el momento más idóneo para hacer estos cambios puesto que nos tenemos que adaptar a los valores de las nuevas generaciones. Hay que trabajar por objetivos. Esto hace que los trabajadores se impliquen más, estén más cómodos y tengan facilidad para conciliar la vida laboral con su vida privada. Al final, todos salimos ganando: desde nuestro producto hasta la propia empresa. Queremos diferenciarnos a través de nuestros productos, de la innovación y de la prevención de riesgos laborales. 

¿Por qué es importante la prevención de riesgos laborales? 
Porque durante muchos años se ha obviado y a veces los propios trabajadores la consideran innecesaria. Trabajar de una manera más segura es una forma de mejorar las condiciones de trabajo. Es casi tan importante tener un sueldo razonable como estar en un entorno seguro, amigable y que te pone facilidades para conciliar. 

¿Cuáles son los objetivos de Dyneke a corto plazo? 
Tener un crecimiento sostenido. Ahora vamos haciendo pequeños cambios para poder estar muy bien posicionados dentro de tres o cuatro años y llegar a ser líderes del sector. 

¿Los sectores sanidad y hostelería son los que tienen una mayor proyección? 
Cuando hablamos del mundo laboral a todos nos viene a la cabeza lo mismo: un mono de mecánico de color azul o la gente que trabaja en servicios como el de carreteras y van vestidos de amarillo fluorescente. Pero el mundo laboral es muy amplio. Nosotros nos hemos especializado en el sector escolar pero vemos un potencial muy grande en otros sectores como la hostelería y la sanidad. Por eso creemos conveniente desarrollar el departamento  de I+D y estar siempre a la vanguardia de cualquier tipo de diseño, de dibujo, de tejidos… para facilitar al máximo el día a día de los profesionales. Queremos tener un precio competitivo pero también destacar por nuestra calidad. El sector sanitario y el de la hostelería nos lo permiten.

¿El departamento de I+D ganará mucho peso dentro de la empresa? 
Sí. Este departamento desarrollará las características más importantes de las prendas más adecuadas para cada puesto de trabajo. Posiblemente, dentro del mundo sanitario, los veterinarios necesitarán algún tipo de tejido o característica distinta de lo que necesitan los médicos. Con el sector de la hostelería sucede lo mismo. Queremos que todos los trabajadores de los distintos sectores no se vean vestidos con ropa laboral sino con ropa cómoda, práctica, que cumpla las funciones adecuadas y que esté acorde con la moda. Nuestra filosofía es mejorar y seguir innovando para poder perfeccionar los productos continuamente.