El uso de vestuario profesional ayuda a las empresas a dar una buena imagen de cara al cliente.
Básicamente, los beneficios del uso de ropa laboral se pueden resumir en los siguientes puntos:
  
- El uso de uniforme ayuda a los clientes y proveedores a identificar de manera visual a la empresa y sus trabajadores (y esto incrementa la confianza de los compradores).
        
- El vestuario profesional aumenta la cohesión y el espíritu de equipo entre los trabajadores. Además, permite que éstos se identifiquen con la empresa y sientan que forman parte de ella.  
 
- Los uniformes personalizados con el logo de la empresa bordado o impreso, son un canal de publicidad para la propia compañía, puesto que incrementan su visibilidad.

- Es recomendable que el diseño del vestuario profesional debe ser coherente con el diseño del interior del local, con el packaging y con la imagen que la empresa quiere dar.
    
- Un uniforme bien diseñado y el hecho de que éste incorpore las últimas novedades en tejidos técnicos son claves para sacar el máximo partido al vestuario profesional.